Servofreno: Comprobaciones

Comprobaciones del servofreno

Comprobaciones del servofreno

El principio de trabajo del servofreno se basa en la fuerza creada sobre la membrana por la diferencia de presiones existente entre sus dos lados. Por un lado, trabaja la presión atmosférica prácticamente invariable y, por el otro, una presión menor causada por la succión del aire generada por el motor. Así pues, para un correcto funcionamiento del servofreno, este debe estar provisto de una depresión suficiente, constante y mantenerla durante su funcionamiento. La comprobación básica a realizar es la siguiente:

  • Con el motor del vehículo apagado, desmontar la válvula de vacío (azul en la imagen) e intercalar un manómetro de presión absoluta entre esta y el servofreno.
  • Arrancar el vehículo y no accionar el pedal de freno. Observar la rápida acumulación de vacío y el descenso de la presión: de 1.000 mbar aproximadamente con el motor parado hasta situarse entre los 250 - 400 mbar después de arrancar el motor.
  • Volver a apagar el motor y observar que el servofreno mantenga el vacío durante al menos tres minutos (el tiempo puede variar según lo establecido por el fabricante).
Comprobación del servofreno
Comprobación del servofreno

En caso de que el servofreno no se mantenga estanco, se verificará el estado de la válvula de vacío de la siguiente manera:

  • Con el motor del vehículo apagado, desmontar la válvula de vacío.
  • Utilizando un vacuómetro, verificar que existe ventilación desde el lado del servofreno al motor (figura 1), pero no desde el motor al servofreno (figura 2).
Comprobación de la válvula de vacío
Comprobación de la válvula de vacío

Si el resultado no es satisfactorio, sustituir la válvula de vacío. Si la válvula se comporta de manera correcta, se deberá proceder a comprobar la holgura de accionamiento del pedal de freno con respecto al servofreno y ajustarla si es necesario.

Si la holgura del pedal es la correcta, comprobar mediante un vacuómetro conectado a la válvula de vacío la entrada de aire en el servofreno. En reposo el servofreno debe ser estanco. Reparar o sustituir el servofreno en caso de no disponer de despiece o posibilidad de reparación.

Comprobaciones del asistente mecánico

Para comprobar el correcto estado del asistente es necesario realizar una prueba de funcionamiento del mismo. Los pasos a seguir se mencionan a continuación:

  • Arrancar el vehículo.
  • Accionar el pedal de freno por encima del umbral de excitación. Para ello valerse de la gráfica mostrada en el apartado del asistente mecánico, pudiéndose activar de forma general pisando fuertemente el pedal o de forma suave pero muy rápida.
  • Durante la activación se debe escuchar un chasquido procedente del servofreno y a continuación debe ser posible soltar y accionar el pedal requiriendo poca fuerza, sin soltarlo por completo.
  • Soltar por completo el pedal de freno de forma que no quede presión hidráulica en el circuito (se desactivará el asistente) y el pedal debe recuperar la dureza habitual.

Comprobaciones del asistente electrónico

 ... ("Demo)










Los síntomas mencionados pueden reproducirse por avería de otros componentes, no únicamente por el servofreno.

Después de sustituir el servofreno es necesario realizar el ajuste de altura y juego libre del pedal de freno para prevenir posibles averías. Si procede, ajustar también la longitud del émbolo de mando según los datos especificados por el fabricante del vehículo. El desajuste de las cotas de funcionamiento puede provocar falta de rendimiento del sistema de frenado o el frenado accidental del vehículo.

Ajuste de la altura del pedal y de la longitud del émbolo de mando
Ajuste de la altura del pedal y de la longitud del émbolo de mando