Freno de servicio: Sistema neumático

Sistema neumático

Sistema neumático

En los vehículos industriales y de transporte de pasajeros de gran tonelaje, el freno de servicio se acciona mediante un circuito neumático ya que por su principio de trabajo aporta mayor fiabilidad y resulta más apto para vehículos donde hay largos tramos de canalizaciones. El sistema neumático no necesita ningún tipo de asistencia a la frenada, pues la fuerza ejercida por el conductor actúa regulando el caudal del aire comprimido. El mando neumático resulta especialmente indicado para vehículos articulados y semirremolques, donde los sistemas hidráulicos no resultarían prácticos por la necesidad de purgar el circuito tras las maniobras de enganche y conexión. El sistema de mando neumático unifica ademas las funciones del freno de servicio, freno de emergencia y de estacionamiento.

Principalmente está formado por:

  • Un compresor de aire -1- movido por el motor de combustión.
  • Un filtro deshidratador -2- que elimina la humedad del aire exterior.
  • Una válvula de seguridad -3- que separa los circuitos en caso de avería de uno de ellos.
  • Acumuladores de presión -4-, también llamados calderines.
  • El pedal de freno unido a la válvula del freno de servicio -5-.
  • La válvula para el freno de estacionamiento -9-.
  • Los cilindros simples -6- para los frenos delanteros.
  • La válvula reguladora de presión para el eje trasero -7-.
  • Los cilindros combinados -8- para los frenos del eje trasero.
  • Un manómetro -12- que mide la presión del circuito.
  • Una válvula distribuidora -10- para los frenos del remolque.
  • Las tomas de presión -11- para el remolque.
Circuito neumático y sus componentes
Circuito neumático y sus componentes

Al arrancar el vehículo, el motor arrastra al compresor de aire que comienza a comprimir el aire atmosférico aspirado y lo suministra al circuito a una presión aproximada de 8 bares. El aire comprimido pasa por el filtro deshidratador que extrae y retiene la humedad del mismo así como las impurezas sólidas. El aire seco llega entonces a la válvula de seguridad que, en caso de fallo de uno o varios circuitos, protege al resto frente a una caída de presión. Por último, el aire se distribuye y almacena en los calderines de los circuitos correspondientes.

Cuando se acciona el pedal de freno, se presiona la válvula de freno de servicio, regulando el caudal de aire comprimido que fluye hasta los cilindros actuadores del eje delantero y al regulador de presión del eje trasero, el cual modulará la presión enviada al eje trasero en función del peso soportado por el mismo.

Los cilindros simples del eje delantero funcionan de manera semejante a un sistema de circuito hidráulico, donde el aire comprimido genera una presión suficiente para desplazar una membrana unida a un vástago encargado de mover el cilindro que presionará las pastillas contra el disco, transmitiendo de este modo una fuerza proporcional a la presión de aire que actúa sobre la membrana.

Sección de un cilindro simple
Sección de un cilindro simple

Los cilindros combinados del eje trasero son de doble función ... (Resto del apartado no disponible en la versión "demo del curso)